la memoria sádica

.
Como una expresión “de madurez democrática, en tiempos en que la memoria es usada más bien para polarizar” calificó Germán Vargas la decisión del Consejo distrital de Miraflores, de donar un terreno para la construcción del Museo de la Memoria. Y sí, cuando debiéramos alegrarnos a cabalidad, ese mismo día, la PCM cursa oficio al Consejo de Reparaciones -cuyo número de víctimas inscritas asciende a 62,909-, indicando que a partir del lunes 2 de noviembre, queda prohibido el ingreso de trabajadores a sus oficinas.

Apagaron la luz y nos tiraron la puerta en la cara.

Se equivocan quienes creen que pueden gobernar desde Lima. El proceso integral de reparaciones iniciado por el Estado Peruano, como su nombre lo indica, lo desarrollan decenas de municipios distritales, provinciales y gobiernos regionales del país, que junto a organizaciones de derechos humanos, iglesias, cooperantes y otras, contribuyen y contribuyeron con el registro único de víctimas de la violencia... ¿es Lima quien da la cara a las víctimas... o es su alcalde, la autoridad directa en cuyo local se efectuó el registro? ... ¿desde un escritorio limeño pretenden tirar el portazo?

Para que las víctimas perciban que su dolor sí nos importa, hace falta bastante más que un museo. En este preciso momento, le corresponde al Ejecutivo rectificar de inmediato y continuar el Registro Único de Víctimas, iniciando los Programas de Reparaciones Individuales, en especial las económicas, prometidas por el Presidente de la República, y por los tres Primeros Ministros de esta administración.

No admitamos dobles discursos, a las víctimas no se les puede volver a dar la espalda, eso, es de sádicos.
Pon tu firma y adhiérete a la solidaridad para lograr la inmediata rectificación, aquí.

COMUNICADO de l@s Consejer@s del CR: Aquí

*Ilustración: Mi dolor no importa por Ghiovani Hinojosa en La República. Domingo 01 de noviembre de 2009..

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada